Entrevista al Embajador Director de la Escuela Diplomática D. Enrique Viguera Rubio

Categories: Noticias,Principles

Entrevista de la Asociación de Antiguos Alumnos del Máster en Diplomacia y Relaciones Internacionales de la Escuela Diplomática (EXFERA) y Jóvenes x México® al Excmo. Sr. Embajador Director de la Escuela Diplomática de Madrid, España, D. Enrique Viguera Rubio.

 

El Embajador Enrique Viguera Rubio ingresó en la carrera diplomática en 1982, cuando España apenas estaba cerrando el proceso de transición hacia la democracia y aún no era parte de las entonces Comunidades Europeas. El conocimiento de primera mano que le había dejado su paso por el Colegio de Europa y su firme convicción europeísta le llevaron a desempeñar un papel fundamental en las relaciones de España con la Unión Europea. Entre 1990 y 1996 formó parte de la Representación Permanente de España ante la UE (REPER): fue designado como representante de España en el Grupo del Consejo que se encargó de la cuarta ronda de ampliación (Austria, Finlandia y Suecia), participó en las negociaciones del Espacio Económico Europeo (EEE) y en la Nueva Agenda Transatlántica (NAT) que marcó un hito en las relaciones con EEUU. Posteriormente, ya en Servicios Centrales, ha ocupado los puestos de Subdirector General de Asuntos Generales de la UE, Director General de Coordinación de Asuntos Generales y Técnicos de la UE, y más recientemente, Director General de Integración y Coordinación de Asuntos Generales y Económicos de la UE. También ha estado destinado en lugares tan dispares como Etiopía y Canadá, y ha sido Embajador de España en Suecia y Australia. De este último destino acaba de volver para liderar un proyecto, esta vez más académico, que se perfila como un nuevo reto que afronta con gran ilusión.

 

1.- ¿Cómo valora su experiencia hasta ahora al frente de la Escuela Diplomática?

En estos siete meses que llevo al frente de la Institución puedo decir que la experiencia está siendo altamente positiva, tanto en lo que concierne a las relaciones con las personas que trabajan dentro de la misma y los participantes en los diferentes proyectos que se realizan, como con las demás Instituciones que colaboran con nosotros.
Ha sido una grata sorpresa comprobar el prestigio de esta Institución, no solo en España, sino también a nivel internacional. Ello nos obliga a tratar de mantener un alto nivel de exigencia.

 

2.- ¿Por qué la Diplomacia sigue siendo necesaria en el Siglo XXI? y, en este sentido, ¿Cuál considera que debe ser el papel de la Escuela Diplomática, en la promoción de la Diplomacia y la difusión de la Política Exterior española?

Por mucho que se hayan multiplicado los actores internacionales o hayan progresado las comunicaciones electrónicas en los últimos años o los contactos  directos entre los líderes políticos de los distintos países sean más directos o inmediatos, sin intermediarios, los Estados deben seguir relacionándose oficialmente. Entre países avanzados tener una Embajada residente sigue siendo una necesidad. No digamos en Organizaciones Internacionales. Hay una agenda permanente de asuntos bilaterales y multilaterales que requiere una atención y gestión constantes.

La Escuela Diplomática debe velar por que los diplomáticos sean los servidores públicos que sepan gestionar eficazmente esas agendas entre los Estados o con las Organizaciones Internacionales y ayudarles a aprender a realizar las tareas que les son propias o les sean asignadas en el Ministerio de Asuntos Exteriores o en las Embajadas. El papel del diplomático actual -más en el caso de un país tan rico culturalmente e históricamente como España-, conlleva el conocimiento profundo y la experiencia contrastada en una amplia serie de ámbitos para los cuales tiene que recibir una adecuada preparación: política, económica, comercio, historia, relaciones internacionales, geostrategia, etc. No solo al inicio de su carrera, sino a lo largo de la misma.

Esta Escuela Diplomática es una entidad dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España y, por lo tanto, está en plena sintonía con el desarrollo y la gestión de la Política Exterior española, lo que facilita dicha tarea de formación de sus alumnos, diplomáticos o no, y tiene el deber de adaptarse a los rápidos cambios que se están produciendo en las relaciones internacionales, así como promover la necesaria formación continua que exige la cambiante realidad internacional.
Además, como consecuencia de la Ley de Servicio Exterior 2/2014, la Escuela Diplomática debe mantener vínculos con las escuelas y centros similares de otros Estados, especialmente del ámbito iberoamericano, en los que podrá impartir cursos específicos para el perfeccionamiento o especialización de funcionarios de otros servicios exteriores. Por ello, hemos estado negociando Memorandos de Entendimiento (MOUs) con Chile, Argentina, Brasil, México, Portugal, Argelia, Marruecos o Japón entre otros.

Manteniendo este alto nivel de exigencia, se ha ido convirtiendo, me alegra constatarlo, en uno de los lugares de referencia internacional en estudios sobre Diplomacia y Relaciones Internacionales, en nuestra lengua, el español.

 

3.- El Máster Interuniversitario en Diplomacia y Relaciones Internacionales de la Institución que preside está abierto a cualquier licenciado español o extranjero interesado en profundizar en estas materias que logre superar las pruebas de acceso que cada año la Escuela Diplomática convoca. ¿Cuál es el valor añadido que ofrece este Máster frente a otros estudios de Postgrado?.

El Máster impartido por la Escuela es reflejo de este papel de excelencia que deseamos para nuestra carrera diplomática, pero también para nuestros alumnos no diplomáticos, españoles y extranjeros, y supone un importante instrumento de Diplomacia Pública para España en su empeño por cooperar con los demás miembros de la comunidad internacional en aras de lograr un mundo más próspero, seguro y estable. Por ello, nos empeñamos en que lo cursen regularmente también jóvenes diplomáticos de países terceros. El hecho de que el Máster sea impartido en la Escuela Diplomática confiere un carácter directo de internacionalidad.

Por otro lado, el hecho que sea un Máster Interuniversitario beneficia en la calidad de su cuerpo docente al proceder estos de algunas de las mejores Universidades de España y ser referentes del más alto nivel en sus respectivas áreas. Este Máster, además, es de los pocos en los que la enseñanza de varios idiomas es obligatorio y ocupan un puesto central en el currículo académico. Otro de los factores destacables son los módulos de especialización (Geoestrategia y Relaciones Internacionales, Cooperación al desarrollo, Estudios Iberoamericanos y Economía internacional y empresa española en el exterior) a los que añadiremos para el próximo curso la especialización en Unión Europea.   Por lo demás, no puede olvidarse la ratio calidad/precio que, sin lugar a dudas, es imbatible porque se encuentra fuertemente subvencionado por el propio presupuesto del Ministerio español de Asuntos Exteriores.

Además de los factores anteriormente mencionados, uno de los más importantes valores añadidos que brinda estudiar el Máster de la Escuela Diplomática, es proporcionar a sus estudiantes españoles la oportunidad de realizar prácticas en los Servicios Centrales del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, o en sus Embajadas y Consulados en el exterior. Sin embargo, en los últimos tres años las prácticas remuneradas fueron suprimidas debido a la crisis.

Estamos trabajando para promover las becas y esta situación está cambiando gradualmente. El pasado año se convocaron cinco becas para realizar prácticas remuneradas después de concluido el Máster que se abrieron a las tres últimas promociones que no habían tenido esta posibilidad; estas becas se asignan a partir de criterios estrictamente académicos y vamos a ampliarlas a otras cinco este año. Por otro lado, hemos otorgado cinco becas –que se asignan a partir de criterios exclusivamente económicos- para cursar el Máster y vamos a subirlas a 15. Es un 300% en siete meses, esto supone un plus para subvencionar a los estudiantes que procedan de otras provincias.

Por último, y no por ello menos importante, se puede decir que el alumnado que accede, dadas las pruebas de acceso que deben superar, es nuestro principal atractivo. Todo esto contribuye a logar la excelencia académica que todos perseguimos.

 

4.- El temario del Máster está enfocado hacia la preparación para el ingreso en la Carrera Diplomática española y fue éste, precisamente, el fin para el que fue creado. ¿Por qué alguien que quiere trabajar en el ámbito de las Relaciones Internacionales, ya sea como diplomático o como funcionario internacional, habría de inclinarse por este Máster?.

 
El Máster en Diplomacia y Relaciones Internacionales se crea con el objetivo de facilitar a los alumnos españoles el acceso a la preparación de la oposición de la Carrera Diplomática, pero también para contribuir al proceso de formación de analistas y expertos en relaciones exteriores y política internacional -lo que puede facilitar las posibilidades de empleo en organizaciones y entidades internacionales-, y posibilitar a los alumnos extranjeros, diplomáticos o no, una formación especializada y moderna en diplomacia y estudios internacionales.

Aunque puede que el Máster no sea suficiente para preparar la oposición a la Carrera Diplomática o para otra de funcionario internacional, no cabe duda que el estudiante recibe en dicho curso los instrumentos básicos con los cuales pueda enfrentarse con mayor facilidad a cualquiera de los dos campos. De todos modos, se procura que el temario de la oposición de diplomático y las materias que se imparten en el Máster se asemejen cada vez más.

Pero somos conscientes de las limitaciones que presenta la oferta anual de empleo público en el ámbito de la Carrera Diplomática. Este año solo 16 plazas y en la próxima convocatoria se prevé que haya unas 20. Con objeto de permitir atraer a alumnos que deseen formarse en otras áreas, ofrecemos cinco módulos de especialización (Iberoamérica, Cooperación al Desarrollo, Empresa y Comercio, Geostrategia y Unión Europea) que enriquecen ciertamente las posibles salidas profesionales.

 

5.- La presencia de extranjeros es cada vez mayor entre las filas de los egresados de la Escuela Diplomática. ¿De dónde nace el creciente interés de este colectivo hacia el Máster? ¿Cómo puede aprovechar mejor la Escuela Diplomática esta participación multicultural?.

La multiculturalidad es una riqueza en sí misma y estamos muy satisfechos del ambiente internacional que se respira en el Máster, con la mitad de estudiantes extranjeros y la mitad españoles. La Escuela Diplomática se erige con orgullo como escenario en el que todos compartimos y nos enriquecemos de los beneficios de dicha diversidad, de manera que ese intercambio entre culturas y tradiciones diferentes aporta un plus al conocimiento que se transmite en las aulas o se obtiene con el estudio.

La presencia de diplomáticos y egresados extranjeros no solo es una grata experiencia para todos, sino que también, qué duda cabe, se refuerzan las relaciones bilaterales con los países que quieren formar aquí a sus futuros diplomáticos o funcionarios del servicio exterior, lo que convierte, como decía antes, a la Escuela Diplomática en un instrumento al servicio de la Diplomacia Pública y de la Política Exterior de España.

 

6.- También los diplomáticos jóvenes de otros países están mostrando un interés especial por ser estudiantes del Máster de la Escuela Diplomática. Podría hablarnos de ¿Cuál ha sido hasta ahora su contribución y cuales son los pronósticos de futuro?. A este respecto, nos interesaría conocer su opinión sobre ¿Cómo aprovechar estos flujos para reforzar la imagen-país?. ¿Cree que se aprovecha suficientemente el potencial de estos vínculos y cómo se mantienen una vez finalizados los estudios?.

Se puede decir que la imagen de un país la vehiculan mayormente las instituciones y las personas que las representan. Por ello, el trato que se ofrezca a los estudiantes, sean éstos diplomáticos de otro país o no, será una buena vía para reforzar la imagen-país, que en el caso de los jóvenes diplomáticos extranjeros podrá resultar una inversión de futuro a la hora de mejorar las relaciones con sus respectivos países.

La tendencia nos indica que los países latinoamericanos seguirán apreciando la formación que ofrecemos, por aquello de la identidad cultural y lingüística, pero también algunos grandes países con intereses globales como Japón, China o Turquía. En el caso de Asia, muchos funcionarios eligen complementar su formación con el Máster para después desarrollar su actividad profesional en algún país de Iberoamérica. Por nuestra parte, mantenemos una actitud activa para atraer a diplomáticos de otras naciones de este perfil, como India o con países vecinos.

Por ejemplo, yo siempre cuento la grata sorpresa de encontrarme en mi etapa como Embajador en Estocolmo y en Canberra a la Embajadora de Turquía en Suecia o a la Embajadora de Bulgaria en Australia que habían estudiado en esta Escuela Diplomática. Os podéis imaginar que, además de conocer perfectamente nuestra lengua y cultura, tenían un gran apego y cariño hacia España. Y mantuvimos una relación muy estrecha de colaboración personal y profesional durante el tiempo que coincidimos en aquellos puestos. Esta labor que ahora hacemos de recibir a jóvenes diplomáticos de países terceros, en pie de igualdad que a otros españoles, no tiene precio.

 
7.- Una de las preguntas que más nos hacen nuestros socios es sobre el reconocimiento del Máster tanto a nivel nacional como internacional. ¿Podría explicarnos cuál es actualmente el grado de reconocimiento de estos estudios?

El Máster Interuniversitario en Diplomacia y Relaciones Internacionales es título propio expedido conjuntamente por la Escuela Diplomática, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad de Alcalá, la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad Carlos III de Madrid, la Universidad Rey Juan Carlos, la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Son todas las Universidades Públicas que tienen sede en la Comunidad de Madrid. Por lo tanto, como Máster Interuniversitario cuenta con la validez y el prestigio que ofrece el que sea impartido en la Escuela Diplomática por profesores del más alto nivel de las siete Universidades de Madrid colaboradoras con el mismo.

Llevamos tiempo estudiando los posibles beneficios e inconvenientes que presenta “la oficialización” de dicho título. Ello inevitablemente conllevaría la supervisión y el control permanente de una entidad superior dependiente del Ministerio de Educación y la mayor dependencia de una o varias Universidades. Debemos valorar detenidamente que una posible “oficialización” no lo desvíe de los objetivos que la Escuela le tiene asignados (mantener el atractivo para contar con los mejores catedráticos, mantener los precios bajos, posibilitar el acceso de estudiantes extranjeros, etc. etc..). Pero la cuestión esencial es que no deseamos perder nuestra autonomía académica, ya que es de vital importancia para que el Máster siga teniendo la calidad y excelencia que se espera de una Institución como la Escuela Diplomática.

Dicho esto, se está llevando a cabo un acercamiento a otras Instituciones internacionales tales como la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) con vistas a una posible homologación en el ámbito latinoamericano. Aquellas personas que hayan cursado el Máster y pretendan hacer un doctorado, tendrán previsiblemente la oportunidad de hacerlo en una Universidad Latinoamericana. Esto sirve de precedente para que también pueda plantearse la posibilidad de negociar su acceso al doctorado en las universidades españolas, especialmente en el marco de las universidades que colaboran en el Máster.

 

8.- ¿Cómo valora el apoyo que la Asociación de Antiguos Alumnos del Máster en Diplomacia y Relaciones Internacionales (EXFERA) a la Escuela Diplomática?

Muy positivamente. Tras un período en el que parecía que la Asociación estaba languideciendo, parece haber recibido un nuevo impulso recientemente que, confío, le permita desempeñar un buen servicio en beneficio de los alumnos. Además, esperamos que se propongan actividades del nivel de excelencia que se espera de esta casa, así como de los exalumnos del Máster.

EXFERA puede convertirse en un buen catalizador de las iniciativas culturales gracias a las potencialidades que ofrece la multiculturalidad de este Máster. Este carácter multicultural se perfila, además, como una excelente oportunidad para dar a conocer la riqueza cultural de España a los estudiantes de los diferentes países.

 

9.- La labor de las Academias Diplomáticas de los distintos países del mundo se coordina a través de una red mundial que refuerza los posibles acuerdos bilaterales que puedan firmarse. ¿Cuál es la relación actual de la Escuela Diplomática con el resto de Academias Diplomáticas de otras Naciones? ¿Cuáles son las prioridades actuales y a medio plazo?

Nosotros participamos en las redes internacionales que existen para transmitir las mejores prácticas en la formación de diplomáticos o para la enseñanza de la profesión de diplomáticos y las Relaciones Internacionales. En este marco, hemos estrechado recientemente lazos con aquellas con las que tenemos más afinidad o interés.

En el marco de la Cooperación Iberoamericana participamos en una red que se creó al amparo de las Cumbres y ello nos ha permitido negociar acuerdos de cooperación académica con países como Chile, Argentina, Perú, Colombia, México, Brasil etc. En el caso de América Latina, la colaboración es más sencilla gracias al acuerdo firmado en el marco de las Cumbres Iberoamericanas y a la reunión anual de los directores de las respectivas Academias Diplomáticas del mundo. De hecho, el modelo iberoamericano se inspira mucho en la Escuela Diplomática. No es de extrañar que muchos países de Iberoamérica se fijaron en el precedente de la Escuela Diplomática de España para crear las suyas propias, por lo cuál existen muchas similitudes entre los modelos, apostando por una formación muy parecida a la que nosotros llevamos impartiendo desde nuestra creación hace casi 75 años.

Nuestras prioridades también se dirigen hacia los países de nuestro entorno (como Portugal, Marruecos, Argelia, etc.), sin olvidar a aquellos con los que mantenemos un interés especial y que envían tradicionalmente diplomáticos a formarse en esta Institución, como Japón, China, Turquía, Corea y, próximamente, India. A medio plazo, estamos trabajando para tratar de organizar un curso para diplomáticos europeos y del SEAE/Comisión, que vayan a ser destinados a América Latina. Creemos que en España podemos ofrecer ese valor añadido, empezando por el idioma, necesario para permitir a un diplomático europeo poder sumergirse con mayor seguridad en cualquier país de la zona. Ello nos permitirá, creemos, estrechar relaciones con las Instituciones que se dedican a la formación de diplomáticos de nuestros socios europeos.

 

10.- La comunicación y la transparencia resultan fundamentales para dar a conocer la imagen real del papel del diplomático y de la organización que lo representa. ¿En qué sentido contribuye la Escuela Diplomática a mejorar la formación de los profesionales de la comunicación encargados de informar sobre Política Exterior? ¿Cómo valora el papel que están desempeñando las redes en el conocimiento que la opinión pública tiene de estos asuntos?

La información de la Política Exterior es fundamental y detectamos que en la sociedad española existe un interés creciente sobre estas materias. Por ello, está teniendo lugar la III Edición del “Curso de especialización en Relaciones Internacionales para Medios de Comunicación” para formar a los periodistas de los medios de comunicación nacionales en cuestiones de actualidad internacional de la mano de diplomáticos y especialistas en la materia.

Por otro lado, ofrecemos a los diplomáticos la posibilidad de formarse en el ámbito de la diplomacia digital, incluyendo el uso y manejo de las redes sociales. Es una herramienta esencial, novedosa, cuyo aprendizaje es ya obligatorio, incluyendo para los diplomáticos más antiguos.

La propia Escuela Diplomática invierte sus recursos humanos en mantener atractiva y dinámica su página web (http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/Ministerio/EscuelaDiplomatica/Paginas/Inicio.aspx), que permanece constantemente actualizada, y una activa cuenta en Twitter (@esc_españa).

 

11.- México es un país que remite numerosos estudiantes a España, la Fundación Carolina apoya a los jóvenes iberoamericanos, entre ellos mexicanos que desean estudiar un Máster. ¿Qué importancia tiene Iberoamérica para la Escuela Diplomática?

Fundamental. Tenemos la misma lengua y cultura y ello facilita enormemente la adaptación y el aprendizaje mutuos. México es un país hermano, con el que nos unen muchos lazos y con el que compartimos una historia común. Por ello, los mexicanos son tan bienvenidos y numerosos en nuestro Máster. Pero lo mismo se puede decir del resto de los países latinoamericanos, muchos de los cuales, los considerados países prioritarios para la cooperación, se benefician de las becas de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), partidaria de que los extranjeros vengan a formarse a España. Estas becas son solo para funcionarios y no están tasadas, ni limitadas, dependen del nivel del estudiante que las solicite y de las propuestas que se reciban.

Por otro lado, las becas la Fundación Carolina, aportan ayudas de viaje, matrícula y seguro médico ; destinadas a cualquier estudiante iberoamericano interesado en realizar los estudios del Máster de la Escuela Diplomática de Madrid, España. La afinidad es total y la experiencia excelente.

 

12.- ¿Qué representa para la Escuela Diplomática que esta Institución forme a los futuros diplomáticos de Iberoamérica?

Para tomar conciencia de la importancia del alumnado latinoamericano en nuestro Máster, basta saber que en el curso 2015-2016, casi la mitad, o para ser precisos, el 44,74% de los alumnos extranjeros son procedentes de países iberoamericanos, nutrido de funcionarios y estudiantes. México es, precisamente, el país con mayor representación entre los alumnos extranjeros de este año, y su caso es especial, ya que es considerado por España un socio estratégico.

El momento por el que están pasando las relaciones entre ambos países es el mejor. El vínculo entre las Escuelas Diplomáticas de España y México es estrecha y prueba de ello, es la visita que la Directora del Instituto Matías Romero ha realizado a la Escuela Diplomática el pasado mes de febrero.

Con las Academias Diplomáticas con las que mantenemos una especial relación tenemos Memorandos de Entendimiento de cooperación académica. Por ejemplo, en el caso de México, acabamos de acordar la renovación del MOU por otro periodo de tres años, aunque hemos aprovechado para enriquecer su contenido, que está suscrito entre la Subsecretaría, de la que depende la Escuela Diplomática de España y el  Ministerio de Relaciones Exteriores mexicano. Dado que quien tiene que firmar dicho convenio son los Ministros, estamos esperando a la próxima cumbre bilateral para poder hacerlo cuando, previsiblemente, en la segunda mitad de este año, tengamos nuevo Gobierno en España. En el caso de Brasil, la negociación se realiza entre los Directores de ambas Escuelas Diplomáticas y en la actualidad se encuentra el texto del convenio en proceso de negociación.

Pero resulta lógico que por los lazos históricos y culturales, Iberoamérica sea una región de especial relevancia para España, lo cual debe reflejarse también en la colaboración que la Escuela Diplomática ofrece a la formación de los futuros diplomáticos de los países que la conforman. Las naciones hermanas han mirado preferentemente en cuestiones de formación de Postgrado a los Estados Unidos de Norteamérica. Creo que la situación puede estar cambiando y para nosotros es un honor que tanto diplomáticos como otros funcionarios de países de Iberoamérica se decidan a llevar a cabo su formación en Europa, y algunos de ellos opten por la Escuela Diplomática de España. Finalmente, he destacar que para la Escuela Diplomática es importante que España siga siendo el puente entre América Latina y Europa.

Entrevista realizada por Dña. Josiellen Rodrigues de Paula (Vicepresidenta) y Dña. Arantza Caballero (Secretaria) de la Junta Directiva de la EXFERA y Dña. Giorgiana Martínezgarnelo y Calvo, Presidenta de Jóvenes x México®.

 

Author: Exfera Alumni